Hablemos de DIFICULTADES REPRODUCTIVAS

Según datos aportados por la #OMS, a nivel mundial, las dificultades reproductivas afectan a un 10% de las parejas que buscan hijxs, y en países en desarrollo esa cifra asciende a 1 de cada 6 parejas.

Lo que no se nombra no existe! Por eso además de informarnos sobre la salud reproductiva, así como también hábitos y prácticas que ayuden a cuidar nuestra fertilidad, es importante poder visibilizar estas temáticas, y dejar de tomarlas como tema tabú, para así derribar mitos, miedos, y vergüenzas o hasta culpas que surgen.

Considero que además de la atención general, los controles médicos y el tratamiento que cada paciente requiera, es fundamental cuidar y dar importancia a la SALUD MENTAL.

¿Por qué?

Por diversas razones. Porque para aquellas personas que desean tener un hijx, no poder hacerlo de manera espontánea, implicará diversos efectos, tales como angustia, depresión, desesperanza.

Porque muchas veces arribar a un diagnóstico de DIFICULTADES REPRODUCTIVAS (no me gusta la palabra infertilidad, y me parece muy limitante, y poco inclusiva, pero esto lo abordaré en otro post) implica tiempo, muchas consultas, cambios de profesionales médicos y esencialmente desgaste mental, angustia por un embarazo que no llega, o uno que se pierde…

También surgen la frustración, o ansiedad ante la espera de resultados a partir de técnicas de reproducción humana asistida, y un sinfín de etcéteras.
Se trata también de un momento de duelos, desafíos, de agotamiento, e incluso a veces, de, en el camino, replantearse algo en relación a ese deseo.

Hablemos de #fertilidad y hablemos de #dificultadesreproductivas !

Por Marianela Santillán

Lic. en Psicología – MN 60294